jueves, 7 de junio de 2012

Reflexiones de una XL

La comodidad del diseñador

Soy la primera que sigue los desfiles de moda y la primera que se queda extasiada con las prendas que realizan algunos diseñadores. Pero no nos llamemos a engaños amigas, eso también lo hago yo. Vestir a una chica de metro ochenta que parece un palo es muy fácil, pero cógete a una 44 con sus caderas bien puestas. ¿A que ya no es lo mismo?

Diseñar sobre plano es muy molón, porque puedes hacer lo que quieras con los volúmenes, usar cualquier tejido y ponerle un miriñaque si te apetece. Y si mide como Pau Gasol mejor. Pero en la calle, la mujer común (que no real, porque las modelos existir, también existen) mide 1,60 y tenderá a tener caderas y/o pecho, por lo menos la mujer española. Y ahí ya no puedes hacer lo que te de la gana. Hay que tener en cuenta las formas femeninas: no puedes ponerle un pliegue ahí porque hace arruguita allá, no puedes fruncir esa manga porque hace bolsa acullá, etc, etc.

Evidentemente hay prendas que solo se pueden hacer hasta cierta talla, porque en tallas superiores (o inferiores) no quedaría bien. Y es que el patronaje es una cosa complicada, hay que conocer a la mujer de la calle para saber qué necesita. "Eso encarecerá mucho el producto" me diréis, pero ¿no hicieron un mega-estudio para estandarizar las tallas? Los resultados parece que se los ha llevado el viento...

¿Que la moda es arte? Pues en algunos casos sí, pero no olvidemos que la ropa es para vestirse.


Ahora os toca a vosotras, ¿pensáis que deberían hacer las prendas con un poquito más de cabeza y  adaptar mejor el patronaje?

9 comentarios:

Sophie Carmo dijo...

Totalmente de acuerdo, mira lo que ocurrió ayer con el vestido, si estuviera bien hecho y no pensaran en modelos lo podría llevar cualquiera :-S

Eva M García Navarro dijo...

El otro dia conocí a una chica que trabajó en mango muchos años, y me comentó que Mango talla hasta la 48, pero que tienen prohibido sacarla a venta, sólo te lo sacan si tu lo pides. En el caso de que fuera cierto, no me llega la imaginación a comprender el porqué...

Marialu dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
Un saludo,
MLu

Alba Rincón Manjón dijo...

Amén hermana! ;P.

La ropa es para vestirse. Gran frase.

Pilar dijo...

Pues claro, porque lo absurdo es que se trata de un intercambio comercial, es que acaso no les interesa toda la bolsa de clientes que no son una 38!! Esto es una cosa muy española e italiana, en mi experiencia nii en Alemania ni en UK sucede así. Allí encuentras tallas para todo el mundo.

Un saludo

http://secondopilar.blogspot.com

Gadirroja dijo...

Además el mérito está precisamente en eso! Cuando un vestido sienta bien es que está muy bien hecho: con sus pinzas, sus drapados, sus juegos de volumen...no es el cuerpo de la mujer el que deba adaptarse al vestido, es al contrario...ahí se equivocan empresas y consumidores. BESOS!

mydressermyself.blogspot.com dijo...

Si, sin duda los patrones deberían ser más reales y a adaptados a los cuerpos de la gente de a pie.
muakks

Paola L. dijo...

Normalmente ocurre que las tallas grandes es como si fuesen excluidas de los negocios importantes,tal vez tienen miedo a perder su imagen vièndose adentro gente de peso.Paola L.

Priscil·la Marin dijo...

Yo tengo el problema totalmente contrario, llevo una 30 de pantalón ( no fabricable aquí) y mis pijamas son talla 12 años. Ya podrían fabricar ropa más pequeña para adultos :(

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails